HomeHistoria

Historia

Corría el año 1994, un grupo de vecinos inquietados por la falta de Bomberos en la ciudad decide comenzar a trabajar. Convocados por el entonces Presidente Municipal Don Beltrán Moreira, conforman una comisión Promotora con el fin de crear un cuerpo de bomberos voluntarios. El 10 de marzo de 1994 nacía LA ASOCIACIÓN BOMBEROS VOLUNTARIOS SAN JOSE.

En julio de ese mismo año se llama a Asamblea general para formar la Primer Comisión, siendo electo como presidente el Sr. Luis Mario Larrachart, con un objetivo más que claro: aportar los primeros elementos de seguridad al Cuerpo Activo.

En noviembre de 1996 se obtiene la Personería Jurídica, tramite esencial para ser reconocida como Asociación Bomberil, tanto a nivel Provincial como Nacional.

Paralelamente, jóvenes que se sentían atraídos por la vocación de servicio hacia el prójimo, se acercan. Con mucho valor y decisión comienzan a instruirse y capacitarse junto a los Bomberos de Villa Elisa y Colón.

Las primeras reuniones se llevaban a cabo en casas particulares, entre mate y mate, se soñaba casi como una utopía llegar a ser una Institución que albergara ese espíritu altruista que los convocaba. Su primera sede fue un predio cedido por la Municipalidad en calle Mitre al Norte. Por razones de espacio, en el año 1997, la Asociación decide alquilar un local en la esquina de Centenario y 3 de Febrero, lo que se solvento con recursos propios.

En abril de 1998, bajo la presidencia del Sr. Ruben Lopez y gracias a préstamos de empresas locales y vecinos, se adquiere el terreno situado en Mitre y Primera Junta. Un nuevo sueño se gestaba: EL CUARTEL PROPIO.

«En Abril de 2006 el “anhelo de la casa propia” se vio cristalizado. La inauguración se vistió de mucha emoción, lágrimas y suspiros nostálgicos: UNA GRAN META CUMPLIDA.»

Desde ese entonces y hasta la fecha, se hicieron numerosas instalaciones y reformas, en pos de la comodidad y funcionalidad que buscamos para nuestros voluntarios.

Primer Móvil

Uno de los objetivos de la Comisión promotora era dotar al cuerpo activo de instrumental necesario para su protección y correcto desempeño, es por eso que se gestiona y se recibe como donación desde EPEER un Rastrojero modelo 1968, orgullosamente designado como MOVIL 1.

Primera Salida

El momento de actuar no tarda en llegar. En marzo de 1995 un accidente producido en Ruta N°14, al norte de nuestro departamento (zona Humaitá); entre un ómnibus y un camión, produce un gran incendio. Convocados por el sentimiento de solidaridad ante el dolor, nuestros hombres asistieron al lugar y trabajaron incansablemente. Sin recursos, solo con su coraje, ya que no poseían herramientas ni equipos. Se trasladaron en vehículos particulares y vistieron de civil, pero nada importaba, el deber llamaba.. la sirena, imaginaria hasta entonces, sonó en el alma por primera vez. Ese fue el bautismo de fuego de nuestro Cuerpo Activo.